Eximeno o la gran musicología de la Escuela Universalista

27/11/2017 | Crítica Bibliográphica

Eximeno o la gran musicología de la Escuela Universalista

:

Pedro Aullón de Haro
Universidad de Alicante

Antonio Eximeno
Del origen y reglas de la Música,
con la historia de su progreso, decadencia y restauración.
Edición de Alberto Hernández Mateos.
Madrid, Verbum (Col. Verbum Mayor), 2016, CXIV + 366 págs.
ISBN 978-84-9074-416-1

:


La Escuela Universalista Española, o hispánica, del siglo XVIII, sólo recientemente reconstruida y cuya imagen transforma la faz de la Ilustración europea mediante una incorporación extensa y singular, propuso, en tiempos de preparación de la emergencia del nacionalismo, la universalidad de la ciencia y la cultura como progreso frente a la revolución política. Se trataba de la creación de la Comparatística moderna gracias a una Ilustración cristiana que fue capaz de adoptar la ciencia empirista no ya sin abandonar sino mediante reactivación metodológica de la antigua tradición del humanismo clásico. Si Juan Andrés representa especialmente la ideación de la Historia universal de las letras y las ciencias, y Lorenzo Hervás la construcción de los fundamentos para una lingüística universal y comparada, Antonio Eximeno, matemático, musicólogo y escritor, crea entre otras cosas, a partir de 1771, una teoría histórica de la música universal como lenguaje y expresión, sitúa el centro del problema con mayor nitidez intelectual que sus coetáneos y, además, alcanzaría a establecer una gnoseología comparatista.

Esa exploración fue alentada permanentemente por Juan Andrés y desempeñó en la muy formada pero musicológicamente conservadora cultura italiana de la época una función revulsiva de primer rango, especialmente, según es bien sabido, a propósito de la negación del fundamento matemático de la música sostenido por Giovanni Battista Martini y otras posiciones coetáneas. La obra de Eximeno, más allá de su concreto hábitat polémico italiano, por lo demás diríase que inherente a su vez a la propia personalidad del autor, obra que enlaza con aquello que hoy llamaríamos historiografía, antropología estética, teoría del lenguaje y etnomusicología, es una de las más importantes de la historia universal de la musicología y sin duda, a mi juicio, una de las claves teóricas de la musicología moderna.

La obra que nos ocupa de Eximeno (Valencia, 1729 – Roma, 1808), Del origen y reglas de la Música, publicada originalmente en italiano, al igual que las elaboraciones más relevantes de los jesuitas expulsos españoles, desterrados por Carlos III y residentes en Italia, tuvo versión española en Madrid más de veinte años después. Tras largo olvido, en 1978 publicó Francisco Otero asimismo en Madrid (Editora Nacional) una edición no completa y meramente provista de un prólogo; en 1983, el editor Georg Olms difundió el facsímil de la versión italiana; en 2010 la casa Maxtor reprodujo un facsímil de la versión española. En 2016, por fin, Alberto Hernández Mateos publica la edición crítica que concluye este proceso intermitente de abandono e incumplimiento y, en cualquier caso, de abandono intelectual y desidia, del cual ha sido víctima no sólo Eximeno sino una parte más que notable del pensamiento español desde la Escuela de Salamanca hasta el siglo XX. No procede entrar ahora en complicadas cuestiones seudoideológicas.

Eximeno sólo fue reivindicado, con mayor o menor acierto pero con la lógica esperable, por el ‘programa’ de música nacional, finalmente de tendencia romántica, desempeñado por Barbieri y enarbolado por Felipe Pedrell (ciertamente los mayores musicólogos españoles), aparte, desde luego, las magníficas páginas que le dedicara Menéndez Pelayo, testimonio permanentemente omitido, en su imponderable Historia de las Ideas Estéticas y, más discretamente, por Francisco José León Tello. En las fronteras o ya a comienzos del siglo XXI, es de saber que Carmen Rodríguez Suso y Miguel Ángel Picó Pascual, junto al citado Alberto Hernández, se han ocupado con insistencia, penetración y rigor de la obra de Eximeno.

Actualmente cabe afirmar por otra parte que la disponibilidad textual en lengua española de la ciencia humanística es en líneas generales, cuando menos en el cuerpo central de sus dominios, la mejor pertrechada de entre las diferentes lenguas europeas. Esto es así como resultado de varios factores que han coincidido en fomentar la traducción y edición especializadas, lo cual sería largo enumerar y no procede referir aquí, aunque acto seguido, y diagnósticos y causas aparte, se hace necesario precisar que la musicología española define con creces el sector más modesto o menos desarrollado en el marco de ese conjunto humanístico. Se trata de una mera evidencia. Con todo, la constatación del circunstanciado defecto, y de otro lado la cuestión relativa a la “teoría técnica” de la música y sus problemas de continuidad respecto de la reflexión teórica pura o preferentemente conceptual, no explican el caso por sí, dado el hecho de paralelas omisiones en otros campos de la producción histórica del pensamiento español. Naturalmente estas observaciones no gustan de oír a muchos, pero se ha de empezar por atenderlas si es que se las quiere superar. En honor a la verdad, he de decir que durante dos décadas, desde la publicación en 1997 del primer volumen de la obra de Juan Andrés, quien esto suscribe intentó sin éxito en las varias instancias de la administración estatal y autonómica recabar algún apoyo destinado a alcanzar la debida edición responsable y completa de la obra. En 2016, abocados por nuestra parte a la preparación del bicentenario de la muerte de Juan Andrés, cabeza de la Escuela Universalista, efeméride que se inicia con la exposición bibliográfica “Juan Andrés y la Escuela Universalista Española” (Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense, Madrid, enero-junio de 2017), el Grupo de Investigación Humanismo-Europa y el naciente Instituto Juan Andrés de Comparatística y Globalización decidieron acabar con esta situación asumiendo el proyecto de estudio y edición de la obra, ya encomendado a Alberto Hernández Mateos, para publicar en la Colección Verbum Mayor. Impresa la obra, fue mostrada en dicha exposición bibliográfica junto a los ejemplares antiguos.

:

*     *     *

:

Los comentarios están cerrados.